domingo, 11 de noviembre de 2007

A Jerome


Acordaos o piadosa Virgen María de que ninguno de los que acudieron a vuestra protección o imploraron vuestra asistencia hayan sido abandonados de vos , animados por vuestra divina gracia a Vos también acudo , oh madre de bondad y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a compadecer ante vuestra presencia soberana , no desechéis o Madre de bondad mis humildes súplicas , antes bien inclinad a ellas vuestros oídos y dignaos a atenderlas favorablemente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nadie que se haya acogido a la intervención de la MUY SIEMPRE VIRGEN MARIA, ha sido desoído.
¡Qué DIOS te bendiga Sheilita!

Dorli dijo...

Eso, que Dios te bendiga y la Virgen también.
Que bendigan a los amigos africanos que conociste y les conceda un buen trabajo y un techo donde cobijarse.
y que lleven al Cielo al que falleció.
Un abrazo.