miércoles, 5 de diciembre de 2007

Mitos y religiocentrismo , (del profesor Diez Velasco)




Mythos: es una palabra griega que tiene una larga (y controvertida) historia: discurso, relato, diálogo, noticia, consejo, orden, decisión, proyecto, pero también: fábula, leyenda, relato no histórico, relato fabuloso, rumor, cuento, mentira. Cuando pasa de relato a mentira: Siglo V-IV a.e.
No se puede pensar la palabra mito sin el (falso) enfrentamiento mythos - logos que haría del logos un discurso verdadero y de mythos una narración no histórica, incluso falsa o incomprobable, de mythos una narración popular y de logos un discurso culto.
ej: la diferencia entre los relatos de Heródoto y Tucídides y la guerra de Troya: ¿quién hace historia?.

Dos lenguajes: logos: lo racional / mythos: lo que no requiere lógica

problema del etnocentrismo y religiocentrismo: tienen mitos (como relatos imaginarios) otras culturas y otros modelos religiosos, pero, por ejemplo, el cristianismo no tendría mitos, sino historia sagrada, y el islam otro tanto.

De ahí proviene la posición que defiende que el mito es una enfermedad del lenguaje (Friedrich Max Müller), que es la loca de la casa, un producto infantil del que el lenguaje lógico sería el hermano mayor (en un evolucionismo biologicista absurdo).

Hay que buscar una definición que intente no ser religiocéntrica y que no desmonte completamente la posibilidad de que se trate de un concepto analítico operativo.

DRAL: Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.

Mircea Eliade ("Aproximación a una definición" en Y. Bonnefoy, Diccionario de las mitologías, vol I, Barcelona: Destino, 1996 (París, 1981), 59-60 definición esencialista y controvertida)
"En líneas generales se puede afirmar:
-que el mito, tal y como es vivido por las sociedades arcaicas, constituye la historia de los actos de los Seres Sobrenaturales;
-que esta historia es considerada verdadera (puesto que se refiere a realidades) y sagrada (puesto que es obra de Seres Sobrenaturales);
-que el mito se refiere siempre a una creación; explica de qué manera se han originado determinadas cosas, o como han sido instituidos un comportamiento, una institución, o una manera de trabajar; por esta razón los mitos constituyen el paradigma de todo acto humano significativo;
-que al conocer el mito se conoce el origen de las cosas y por lo tanto uno puede llegar a dominarlas y a manipularlas según la propia voluntad; no se trata de un conocimiento exterior, abstracto, sino de un conocimiento que uno vive ritualmente, bien sea narrando ceremonialmente el mito, o bien efectuando el ritual al cual sirve de justificación;
-que, de una manera u otra, el mito es vivido, en el sentido de que el hombre se muestra sobrecogido por la potencia sagrada, exultante por los acontecimientos que rememora y reactualiza a través del rito.
Así pues vivir los mitos implica una experiencia verdaderamente religiosa por cuanto se distingue de la experiencia ordinaria, de la vida cotidiana... Para concluir los mitos revelan que el mundo el hombre y la vida tienen un origen y una historia sobrenaturales y que esta historia es significativa, preciosa y ejemplar".

2 comentarios:

Dorli dijo...

jope.

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)